En la investigación realizada en Miami también señalan al presidente de la República, Nicolás Maduro y a otros altos funcionarios venezolanos e hijastros del mandatario venezolano. 

El lavado de dinero que salpica a la estatal petrolera asciende a la suma de 1.200 millones de dólares.